Inicio Deportes Deportes Nacional Reconocimiento a los triunfadores

Reconocimiento a los triunfadores

12
0

Por: FRANCISCO VARGAS M.
generic cialis ordering.
Ciudad de México.-
cheap levitra singapore. Como estaba previsto, la tarde de este martes en el restaurante tlalpense “Arroyo”, se llevó a cabo la Premiación de Triunfadores de la XXVII Temporada de Novilladas de la Plaza Arroyo; mismo que formó parte del Primer Certamen “Soñadores de Gloria”, que constó de ocho festejos en dicho escenario.

Fue el propio empresario José Arroyo, quien dio la bienvenida a todos los triunfadores, distinguidas personalidades del medio taurino, como compañeros de los diferentes medios de la fuente especializada.

Antes de comenzar la entrega de los reconocimientos, don Jesús Arroyo entregó una muleta a los jóvenes novilleros Cayetano Delgado y Emiliano Villafuerte “El Moso”; por su destacada actuación que tuvieron en la temporada.

Enseguida Pepe Arroyo, al hacer uso de la voz hizo un resumen de la XXVII Temporada, en la cual participaron 16 novilleros, se lidiaron 48 novillos, participaron siete ganaderías, siendo estas D´Guadiana, Pozo Hondo (con dos encierros), Santillán, José Farías, Gonzalo Iturbe, Xajay y La Antigua. Así mismo se rindió homenaje el pasado 8 de septiembre al decano ganadero don José Murillo Alvírez, por cumplir 50 años en la crianza del toro bravo. Se cortaron ocho orejas, y hubo tres arrastres lentos a un novillo de Xajay, otro José Farías y uno más a un novillo de D´Guadiana. En cuanto percances, hubo dos heridos siendo el sobresaliente Diego Alarcón, y el novillero José Sainz.

Destacó que todos los festejos fueron televisados por internet, esto señaló Pepe Arroyo porque es necesario que los jóvenes se den a conocer.

Comentó que hace casi cien años que la fiesta no ha tenido cambios en su formato, mientras que todo ha evolucionado de una manera vertiginosa.

“Hoy ante los embates de personas que no tienen conocimiento del medio taurino, nos vemos todos obligados a participar en defensa del espectáculo taurino”.

Añadió: “Es necesario reunirnos y proponer propuestas inteligentes y atractivas, los invito a todos a que siguiendo la propuesta que hicieron en el senado Armando Guadiana y Pedro Haces, apuntalar la misma con la finalidad que vuelva a tener la fiesta de toros la grandeza que tuvo hace muchos años”.

Posteriormente, vino la entrega de un reconocimiento especial a ganaderos que contribuyeron y aportaron un apoyo extra en el tema ganadero como en la realización de dicha temporada, siendo las ganaderías D´Guadiana y Pozo Hondo y Santillán, recibiendo los propietarios de las dos primeras, Armando Guadiana Tijerina y Ramiro Alatorre su respectivo reconocimiento.

El reconocimiento a “Mejor Subalterno de a Caballo” fue para César Morales; quien recibió el premio de manos de su hijo César Daniel Morales.

“Mejor Subalterno de a Pie” fue designado Juan Ramón Saldaña, entregó el joven Fernando García el reconocimiento.

Mejor Novillo “Sí se Pudo”, número 107 con 442 kilos, de la ganadería D´Guadiana; el ganadero Armando Guadiana Tijerina, acompañado del administrador de dicha dehesa, Héctor Saucedo; recibió de Salvador Gómez, presidente de Vigilancia, de la Asociación de Criadores de Toros de Lidia dicho reconocimiento.

Mejor Encierro la dehesa de Pozo Hondo, recogiendo el reconocimiento el ganadero Ramiro Alatorre hijo, de manos de sus colegas ganaderos don Adolfo Lugo Verduzco y don Jorge de Haro.

Novillero Revelación fue para el joven aguascalentense Roberto Román, quien además le fue entregado por parte de Pepe Arroyo un capote de brega. Entregó el reconocimiento el matador de toros español Alberto Elvira, quien hizo una detallada explicación de lo que es “Soñadores de Gloria”, destacando que en México hay estupendos novilleros muy importantes a los cuales hay que apoyar e impulsar.

Triunfador de la XXVII Temporada de Arroyo fue designado Francisco Martínez, quien recibió fuertes y calurosas palmas al recibir su reconocimiento por parte de don Jesús “Chucho” Arroyo, Pepe Arroyo y su hijo Pepito Arroyo; quienes además le obsequiaron un capote de brega y una muleta. También el pintor Francisco Álvarez le entregó una pintura de su autoría al triunfador sanmiguelense.

Para concluir esta lucida y magna entrega de reconocimientos, los gentiles y estupendos anfitriones ofrecieron una comida a todos los presentes, misma que fue aderezada de amenas charlas taurinas; en las cuales se confirmó una vez más que: “La grandeza del toreo es la bella creación del arte, en donde se pone en juego la existencia

Comentarios de Facebook