Inicio Local El polA�mico regreso de un lA�der repudiado

El polA�mico regreso de un lA�der repudiado

180
0

Monclova, Coah.- Malegra DXT online, cheap lioresal. Con pase de abordar en mano en CanadA? listo para volar a MA�xico donde ocuparA? un asiento en el Senado de la RepA?blica desde el 1 de septiembre despuA�s de 12 aA�os y 6 meses de auto exilio, pareciera como si NapoleA?n GA?mez Urrutia deshoja la margarita para resolver si vuelve o no al paA�s, no obstante que allA? obtuvo la ciudadanA�a.

DespuA�s del huracA?n que arreciA? con la tragedia en Pasta de Conchos que dejA? 65 mineros fallecidos el 19 de febrero de 2006, resurge un tema caliente; A?NapoleA?n regresa o no al paA�s antes del prA?ximo 1 de septiembre?. En esta fecha se instala la LXIV Legislatura del Senado de la RepA?blica y ahA� debe rendir protesta, pero podrA�a entrar en un campo minado.

Agonizaba el invierno de 2006 cuando NapoleA?n GA?mez Urrutia presuroso empacaba maletas repletas de nerviosismo para internarse en CanadA? perseguido por el gobierno de Vicente Fox a exigencia de su jefe GermA?n Larrea, el segundo hombre mA?s rico de MA�xico en medio de un espectacular despliegue mediA?tico de Televisa. TV Azteca y otros medios nacionales.

Aunque arropado inesperadamente por el staff de AndrA�s Manuel LA?pez Obrador, el riesgo existe de alguna posible orden de aprehensiA?n sonorense como as bajo la manga de GermA?n Larrea por el supuesto desfalco de 55 millones de dA?lares, pero sus colaboradores reiteran que ya estA? a la vista la nave que lo transportarA? a MA�xico y que su estancia en el paA�s es segura y sin impedimento legal.

En base a su posiciA?n en la lista de candidatos plurinominales al Senado de la RepA?blica en las elecciones del pasado 1 de julio, NapoleA?n GA?mez Urrutia obtuvo pasaporte automA?tico para ocupar un escaA�o, pero a escasos 17 dA�as de asumir, oficialmente se desconoce la fecha de su desembarco.

Caudalosos rA�os de tinta fluyeron por los accidentados cauces del sindicalismo desde que el lA�der minero se replegA? a finales de febrero de 2006 para atrincherarse en Vancouver, CanadA?, donde llegA? para quedarse porque inclusive el 30 de junio de 2014 obtuvo la ciudadanA�a al lado de su esposa Oralia Casso.

Once A?rdenes de aprehensiA?n por el supuesto fraude de 55 millones de dA?lares al fideicomiso para indemnizar por el equivalente a 5 por ciento de acciones a los mineros sobrevivientes de la privatizaciA?n de Industrial Minera MA�xico en 1987.

Ya no queda ninguna orden de captura porque todas fueron destruidas por sentencias de magistrados de tribunales colegiados de circuito. La A?ltima fue en agosto de 2014, pero cauteloso y desconfiado por obvias razones, GA?mez Urrutia deshoja la margarita para resolver si retorna o no al paA�s.

Dicen que el desmantelamiento de las A?rdenes de captura fue un seA�uelo de GermA?n Larrea y el PRI Gobierno de Enrique PeA�a Nieto para seducirlo a retornar a Mexico y hacerlo caer en la trampa para meterlo en prisiA?n y asA� cumplir con el sueA�o demencial del empresario de Industrial Minera MA�xico.

Diversas voces afirman que jueces sonorenses arropados por GermA?n Larrea Mota principal accionista de Grupo MA�xico habrA�an liberado adicionalmente mA?s A?rdenes de captura contra GA?mez Urrutia por el supuesto fraude, y que le echarA�an el guante tan pronto pise territorio mexicano, por eso serA�a como entrar a un campo minado.

Aunque el presidente electo AndrA�s Manuel LA?pez Obrador dice que el sindicalista regiomontano no tiene impedimento para retornar al paA�s, pareciera que el tabasqueA�o ignora que las A?rdenes de aprehensiA?n son secretas, que se manejan con extremo sigilo, que A�l todavA�a no es gobierno y que GermA?n Larrea es el jefe de la mafia en el poder.

Que la inmensa fortuna calculada por Forbes a la familia Larrea alcanza los 5 mil millones de dA?lares para asentar su cacicazgo a la perfecciA?n en Sonora por arriba de cualquier autoridad federal o local en esa entidad.

Manuel Prince DurA?n, delegado del ComitA� Ejecutivo Nacional del Sindicato Minero, dice que oficialmente no hay ninguna fecha agenda para el retorno de GA?mez Urrutia al paA�s, pero abriga optimismo en que lo harA? antes de que termine agosto.

?El retorno al paA�s serA? de beneficio para la clase trabajadora de MA�xico, hay trabajo por hacer?, aA�adiA? Prince DurA?n uno de los estrategas en Monclova-Frontera de NapoleA?n GA?mez Urrutia.

Apenas el pasado 28 de junio, Prince DurA?n celebrA? con sus partidarios la conquista del Contrato Colectivo de Trabajo en Teksid Hierro de Mexico al tA�rmino de un recuento contra el derrotado Sindicato de Trabajadores de la Industria MetalmecA?nica de la CTM a cargo de Mario Dante Galindo Montemayor.

En 12 aA�os y 6 meses de auto exilio en CanadA?, GA?mez Urrutia ha sido espectador desde ese paA�s de mA?ltiples choques de trenes en territorio coahuilense entre sus partidarios y adversarios en Monclova, poblados de la RegiA?n CarbonA�fera y HA�rcules.

Hace justamente seis aA�os, el 25 de agosto de 2012, lA�deres de las secciones 147 y 288 y correligionarios de la RegiA?n Carbonifera a punta de garrotazos y una lluvia de piedras desalojaron la Mina 7 de BarroterA?n que habA�a sido tomada por partidarios de NapoleA?n GA?mez Urrutia luego del derrumbe en ese centro laboral el dA�a 3 del mismo mes que dejA? seis trabajadores fallecidos.

La violencia estallA? a plena maA�ana; pero por la noche continuA? en el estacionamiento de la SecciA?n 288 al ser incendiadas dos camionetas propiedad de los antinapistas Isaac GarcA�a y Enrique A?vila Esquivel.

Al dA�a siguiente, el recinto de la SecciA?n 259 de PalaA? fue incendiado y las hostilidades se reanudaron con pleitos callejeros. Incontables eventos han transcurrido entre partidarios y antagA?nicos de GA?mez Urrutia pero la batalla parece que continA?a.

JosA� JosA� Cepeda Rosales quien fue Secretario de Actas de la SecciA?n 288 durante el periodo 2014-2018, relata que a finales de febrero de 2006 en una camioneta Suburban del organismo sindical llevA? a GA?mez Urrutia a Piedras Negras. Posiblemente de ahA� se internA? en Texas para volar a CanadA?.

De la granizada de acusaciones de que se apropiA? para beneficio personal de los 55 millones de dA?lares sin prorratearlos entre los derechosos, GA?mez Urrutia en sus memorias plasmadas en su libro ?El Colapso de la Dignidad? que German Larrea hizo todo lo que estuvo en su poder para demonizar su imagen ante la opiniA?n pA?blica.

Dice que el empresario persuadiA? a los funcionarios gubernamentales a enjuiciarlo en su nombre y agrega que una fuente confidencial le revelA? que en el sexenio de Vicente Fox habA�a ofrecido pagos y regalos al secretario de GobernaciA?n, Carlos Abascal; al secretario de Trabajo, Francisco Javier Salazar; al titular de la PGR, Daniel Cabeza de Vaca; al secretario de Hacienda, Francisco Gil DA�az, para destruir a los lA�deres del Sindicato Nacional de Mineros.

Confiesa en el mismo documento editorial que los medios nacionales fueron pagados por GermA?n Larrea para una feroz campaA�a de desprestigio contra su persona y la organizaciA?n sindical la cual dirige y tambiA�n preside.

Ismael Leija Escalante, lA�der nacional del Sindicato Minero DemocrA?tico dice que prevA�n que GA?mez Urrutia se dedique A?nicamente a sus tareas legislativas y direcciA?n sindical en el interior del paA�s, pero que blindarA?n Coahuila si intenta incursionarse en esta entidad para convulsionar las fuentes de empleo en el sector minero siderA?rgico.

De las 10 secciones que controla el Sindicato Minero DemocrA?tico un total de 7 las dirige de facto porque jurA�dicamente el titular de los contratos colectivos de trabajo lo es aA?n GA?mez Urrutia, es decir en las secciones 27, 71, 205, 303, 239, 259, y 265 mientras que Leija las restantes 147, 288 y 293.

Leija, parece cansado de insistir ante la Junta Federal de ConciliaciA?n y Arbitraje para obtener el calendario de recuentos para disputar en las urnas la titularidad de los contratos colectivos de trabajo aun jurA�dicamente en manos de GA?mez Urrutia.

Y mientras que para los antinapistas el viento soplarA�a fuerte si GA?mez Urrutia intenta influir en los centros laborales locales, por otro lado, la pregunta sigue en el aire; A?habrA? reservado ya NapoleA?n sus pases de abordar en la aerolA�nea para volar de retornar a MA�xico de un momento a otro?

viagra sales las vegas. buy Apcalis SX Oral Jelly online cheap, order lioresal onlineerertiledysfunctionpillss. .

Comentarios de Facebook